miércoles, 15 de febrero de 2012

¿Por qué es importante la tecnología en la escuela?

La sociedad actual está expuesta continuamente a una serie de cambios. Uno de los más significativos y de los que se produce con mayor frecuencia son los cambios tecnológicos. Para que estos cambios se vean reflejados en la escuela es necesario un esfuerzo colectivo por parte de todos, ya que son mucho más complicados de lo que se cree. Estos cambios requieren un mayor esfuerzo pedagógico, es decir, no se tiene que tener tanto en cuenta los valores económicos sino ser conscientes del esfuerzo que todos los miembros de la realidad educativa realizan para que los cambios tecnológicos se vean reflejados en la educación.

Tal y como Francesc Pedró  menciona en su libro "Tecnología y escuela: lo que funciona y por qué", hay cuatro grandes razones por las que la tecnología debe estar presente en la escuela.


1. Las demandas económicas: 

Vivimos en una sociedad en la que, constantemente, hay cambios tecnológicos. Cada vez se requiere menos personal para realizar los trabajos manuales, ya que en su lugar hay máquinas o robots que realizan su trabajo con mayor eficacia y con una demanda económica mucho menor. Al mismo tiempo, los oficios tradicionales en los que la mano de obra era la base, han desaparecido en beneficio de otros en los que se exige a los trabajadores un conocimiento básico sobre las tecnologías. En la sociedad del futuro este hecho será más relevante, por lo tanto debemos educar a nuestros alumnos para que "el día de mañana" puedan acceder a cualquier lugar de trabajo. Tenemos que inculcarles el hábito de tener las nuevas tecnologías presentes en sus vidas para esa "sociedad del mañana".

Otro aspecto importante a tratar en este punto es el ahorro económico que supone el hecho de utilizar las nuevas tecnologías en el aula. En la situación en la que nos encontramos actualmente, este hecho es de gran ayuda, ya que los centros ahorrarían en papel, tinta y fotocopias. 


2. Las necesidades sociales: 

Actualmente, en la mayoría de hogares españoles está presente la tecnología.  La mayoría de alumnos, tienen en casa un ordenador con el que pueden acceder a la información que necesiten en cualquier momento mediante Internet. Por otra parte, también hay familias que por su situación socioeconómica no pueden permitirse el "lujo" de tener un ordenador en casa. Para paliar estas diferencias estoy de acuerdo en que las personas que no puedan hacer uso de esta herramienta en sus casas, tengan el derecho de aprovecharlo en la escuela, aunque también creo que sea esencialmente necesario que solo lo utilicen en  la escuela, ya que la mayoría de sus compañeros tendrán un ordenador en sus casas con el que ellos podrán acceder a toda la información. Además, estos alumnos también pueden visitar bibliotecas o locutorios donde se les ofrece este servicio.

De todos modos, tener un ordenador en casa no significa, para todos los alumnos, tener una fuente de información donde consultar sus dudas o inquietudes siempre que quieran, ya que también tienen un papel muy presente las redes sociales o juegos online, donde los niños se entretienen. En mi opinión, los alumnos que no tienen ordenador en casa, aprovecharán mucho más el poco tiempo que tengan para buscar lo que realmente les interese o inquiete que los niños que tengan esa herramienta siempre a su disposición.


3. Los cambios culturales:

Desde siempre, la escuela ha sido un lugar donde se transmite a los alumnos una serie de valores, conocimientos y actitudes que forman parte de la cultura en la que ellos viven. No solamente está presente esta cultura en sus vidas, sino que también deben conocer que existe una cultura digital, donde se engloban todas las nuevas tecnologías. Por este motivo, creo que la escuela debería relacionarlas, de manera que no solamente se tuviera en cuenta la cultura general sino que también se hiciera incapié en la cultura digital, necesaria para que los alumnos tengan una basa de conocimientos sobre la tecnología.


4. Las expectativas pedagógicas:

En su texto, Pedró dice: "el sistema escolar debe adoptar nuevas metodologías, desarrollar nuevos contenidos, nuevos modelos educativos y nuevos métodos de colaboración interinstitucional". En mi opinión, este conjunto de acciones no son necesarias, ya que pueden adaptarse las nuevas tecnologías a la escuela sin necesidad de modificar o cambiar todo lo que habían conseguido hasta el momento. Pueden adaptarse las TIC adecuadamente al tipo de educación que estén impartiendo.

Es cierto, que las nuevas tecnologías son un puente de comunicación entre el mundo escolar y su entorno. Es decir, pueden utilizarse para mantener una mayor comunicación entre alumnos-profesores, padres-profesores, alumnos-alumnos, etc. 

Al mismo tiempo, el uso de las nuevas tecnologías puede mejorar el rendimiento académico de los alumnos ya que la curiosidad por indagar un "mundo desconocido" les anima. Este hecho tiene como consecuencia la mejora de su autoestima y el autoaprendizaje. 

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada